Historias del PDD XVI (por Jorge Esteban)

Este post me hace especial ilusión porque no lo escribo yo (Román Mestre), sino un gran compañero de IESE, Jorge Esteban, que ha aceptado el reto de participar en este blog. Yo solo he matizado dos puntos, con comentarios entre paréntesis y en cursiva, para respetar al máximo su exposición y enmarcarla en el contexto del blog. Espero de verdad que os guste:

“Ya lo comenté en el (comentario del) anterior post, pero reconozco que esta signatura (Dirección de recursos humanos) ha sido una de las que más me ha gustado. Hemos visto como a veces el decir lo “socialmente correcto” es justamente lo empresarialmente incorrecto, y no hablo de ir contra las normas básicas del respecto a la persona sino a que medidas no estudiadas lo suficiente o impuestas por el famoso “qué dirán” pueden llevar no solo al deterioro de nuestra imagen de empresa, sino a más que una importante reestructuración en nuestra tan querida cuenta de resultados.
Y es que, como apuntaba muy acertadamente el Prof. Maella, la singularidad humana es justamente eso: SINGULAR. Cada uno de nosotros somos como somos, y esto que parece tan simple a primera vista, cuesta mucho de hacer ver y entender en algunas empresas pero sobre todo, en la malograda administración pública.

La política de recursos humanos, que creo que afecta muy directamente a nuestros beneficios, es un tema que requiere un planteamiento no sólo profesional sino estratégico, en aras de ir todos en la misma línea y no como las actuales políticas de RR.HH basadas en P.V. (es decir, Pancho Villa: todos bajo una misma bandera pero pegando tiros cada uno en una parte distinta del monte). La máxima de que “la persona es el mayor activo de cualquier empresa” es algo en lo que hay que creer, y más en esta época de crisis donde con el mismo presupuesto debemos reestructurar nuestras lineas para intentar conseguir un mayor esfuerzo de nuestro equipo con una partida contable menos boyante.
Para ello, hay que empezar desde lo básico: desde asumir la natural diferencia entre hombres y mujeres y sus cualidades para determinados puestos con mayor proyección, hasta saber identificar que hay personas en nuestra organización/empresa que quizás no sean las adecuadas para ese puesto de atención al público sino más bien para llevar los asuntos de proveedores por teléfono, o gestión administrativa,…

Cada persona tenemos nuestros propios defectos y problemas y esto los llevamos cual saco mochilero. Es absurdo pensar que no nos afectará, lo que hemos intentar es que nos afecte lo menos posible y ayudar a la persona a que pase esos malos días sabiendo que cuenta con nuestro apoyo, y ¿cómo?, pues es difícil la verdad, pero yo cada mañana sigo pensando que lo primero y más importante que debo hacer es TENER UNA SONRISA EN LA CARA, SONREÍR y luchar contra este ambiente “gris” que flota en el ambiente.

Realmente el recurso humano, justamente como tal -como humano-, no nos dejará de sorprender día a día, pero la capacidad de respuesta de un equipo unido, donde exista un buen ambiente de trabajo y que sepa que forma parte de la empresa, creo firmemente que tan solo lleva a sorpresas positivas y sorprendentes, de ahí que sea TAN IMPORTANTE esta asignatura y más aún, si cabe, los profesores que la imparten.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s