El rey desnudo

Hace unos días comentaba en una clase que la actitud que estaba mostrando el gobierno en la gestión de la crisis me recordaba a la de aquel conductor que pese a estar más perdido que un pulpo en un garage sigue conduciendo sin rumbo porque es demasiado orgulloso para preguntar. Esta caricatura digna de la España de Paco Martínez Soria no dejaría de ser una viñeta cómica sino fuera porque este conductor no tiene nada de “entrañable despistado”.

Más bien todo lo contrario. El sábado se concretó un acuerdo para salvar al sistema financiero español y nuestros líderes escondieron al “simpático abuelete desorientado” y sacaron a pasear a un Capitán Trueno con ínfulas de toreador. Con una altanería digna de un bravucón de patio de escuela se permitieron el lujo de sacar pecho y, desafiando a la Europa que les echaba un cable, negar lo evidente.

Un toreador que como el emperador del cuento de Hans Christian Andersen sale a pasear desnudo, creyéndose vestido con el mejor traje de luces, hasta que un niño ugandés, le señala con el dedo y le convierte en el hazmereir de todos. Lo más triste de todo es que mientras el protagonista de este delicioso cuento infantil acabó su esperpéntico desfile muerto de vergüenza, nuestros queridos líderes siguen insistiendo en dar lecciones al mundo entero pese a lo absurdo de sus argumentos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personal, Politica y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s