Decisiones polémicas

Una de las muchas cosas que aprendí del profesor Ariño en sus clases es que no se puede juzgar la decisión de una persona en función de una información que no estaba disponible en el momento de tomar la decisión. Aprovechando que hoy, como cada jueves, publica un nuevo post en su blog de toma de decisiones, aportaré mi modesto grano de arena al tema reflexionando sobre la gestión del temporal de frio y nieve de la pasada semana por parte del Govern de la Generalitat.

Han sido muchas las voces que han criticado el exceso de previsión del Govern que decidió, entre otras medidas, suspender la actividad de los colegios por la tarde. Recordemos, no obstante, que la información de la que se disponía en ese momento era la que proyectaban los mapas meteorológicos con la ola de frío más intensa de los últimos treinta años y altas probabilidades de nevadas a nivel de la costa, de hasta un 90%. Cabe también recordar que las consecuencias de una nevada de esa magnitud en Barcelona provocaron, hace menos de dos años, el caos más absoluto y la desesperación y angustia de muchísimas personas.

Así pues tenemos un Govern que ha de tomar una decisión:

A) Si no actúa de forma preventiva y nieva (un 90% de probabilidades) tenemos el ‘Armagedón circulatorio’ (y eso sin tener en cuenta otras consecuencias como la feliz ocurrencia que tuvo la Guardia Urbana en 2010 de multar al día siguiente a los coches mal aparcados), si por el contrario no nieva pues todos tan contentos.

B) Si en cambio, que actúa de forma preventiva (como hizo) y nieva,  al menos buena parte de la población no se verá afectada (incuso podrán salir a jugar en la nieve en una bonita postal para el recuerdo, ojo a la demagogia ;-)), si no nieva se habrá obligado a las familias a un encaje logístico de urgencia para recoger a los niños en las escuelas (y la consecuente pérdida de horas productivas).

Creo evidente que  ante este escenario el Govern decidió y actuó correctamente. Las terribles consecuencias de no actuar (frescas en la memoria de todos) superaban de largo los males provocados por los inevitables problemas logísticos del cambio forzado de los horarios escolares. Y pese a este sencillo razonamiento hubo bastantes voces críticas con la actuación. Esta lección nos demuestra que mucha gente sigue cayendo en el error de juzgar teniendo en cuenta información que el decisor no podía tener en ese momento, lo que popularmente se entiende como a toro pasado.

Este error tan frecuente a la hora de juzgar una decisión es consecuencia de que muchas veces juzgamos una decisión no por como se ha tomado sino tan solo en función de su resultado. Y ésta es precisamente otra de las lecciones que aprendí del profesor Ariño: una buena decisión no es siempre sinónimo de buenos resultados porque, como en todo, en esta vida también existe la mala suerte (o la buena según como se mire).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PDD IESE, Personal, Politica y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Decisiones polémicas

  1. Muchas gracias Román, Captaste los principales mensajes que pretendía dar en las clases. Gracias por lo que dices en el blog,
    Saludos,
    Miguel Angel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s