Historias del PDD XXV. Final

Escribo estas líneas a pocas horas del final del PDD. Hoy toca despedidas. Despedidas de los profesores Miguel Cantillo, de finanzas estructurales, Vicente Font, estrategia comercial, y Javier Zamora, TiC. Afortunadamente hoy no tenemos casos, sino que nos darán tres conferencias finales, que ayudarán a pasar los nervios de este último día de graduación.

Se acaba hoy una rutina de trabajo que ha marcado casi un año pero que debe influenciar, y mucho, nuestras próximas decisiones, a corto, medio y largo plazo.

Desde el punto de vista técnico hemos aprendido mucho. He recordado temas estudiados en la facultad y he ampliado otros muchos. He tenido que enfrentarme a situaciones que no había vivido nunca y a otras que pese a haberlas experimentado con anterioridad, aunque solo fuera de pasada, afrontaría ahora desde otro ángulo. La metodología que aprendes en el IESE te permite que ante una situación determinada, seas capaz de analizarla con rigor, determinar el verdadero problema, estudiar alternativas, evaluarlas y finalmente actuar-decidir en consecuencia.

Pero no sólo se trata de técnica, si no de personas. En el análisis de una situación de negocio siempre hay detrás una o varias personas. Y este enfoque no debe perderse de vista jamás. Deshumanizar las empresas es un error que puede traer fatales consecuencias. Por mucho que intentemos medir, acotar, definir o analizar, nuestras decisiones, éstas afectaran a personas con nombre y apellidos que responderán según su propia estructura de valores, motivaciones y necesidades.

Para acabar unas recomendaciones para quienes vayan a emprender un programa de este estilo:

1.- Estudiar y trabajar mucho, la base para un buen aprendizaje.

2.- Busca apoyos en el trabajo y en casa, totalmente necesarios para cumplir con el punto anterior y no sucumbir en el día a día.

3.- Habla con todos los compañeros, aprenderás mucho de ellos.

4.- Pregunta y participa en clase, la discusión supone un reto muy estimulante.

5.- Anota todas aquellas frases o anécdotas geniales en un aparte, te ayudaran a recordar sin necesidad de releer los 28Kg de papel que supone el PDD (peso aprox. ;-))

6.- Hazlo, estudia, fórmate,… en un PDD, un programa superior de ventas,… lo que sea. . El éxito se basa en poder mantener una ventaja competitiva. Y estar más y mejor preparado es la mejor forma de conseguirlo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PDD IESE, Personal y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Historias del PDD XXV. Final

  1. Roberto. dijo:

    Hola Román, tan solo quería felicitarte y darte las gracias por tu Blog, me ha sido muy útil su lectura y sobre todo las reflexiones sobre el PDD. Seré alumno de la promoción del 2012 que se celebrará en Santiago de Compostela a partir de Enero.

    Un saludo desde A Coruña.

    • Roberto,

      Gracias a ti por seguirlo y felicidades por la decisión de realizar el PDD. Prepárate para trabajar y estudiar y así podrás aprovecharlo a tope.

      Ánimos y nos vemos en futuras reuniones de Alumni

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s