Historias del PDD XXIII. La deuda Griega


Después de la semana que nos ha ofrecido nuestro querido amigo Giorgos Papandreu con sus esperpénticas decisiones no podía haber sido más oportuna la sesión del viernes sobre economía a cargo de la profesora Núria Mas.

Llevamos ya varias sesiones de economía repasando conceptos como PIB, balanza de pagos, endeudamiento exterior, tipos de interés o sistema financiero, pero ayer le llegó el turno a la política monetaria (inflación) y la política fiscal (déficit público) y con ella la fórmula que permite conocer de forma muy sencilla las condiciones necesarias que ha de cumplir el déficit público, dado un crecimiento de la economía y unos intereses de deuda pública, para no incrementar el porcentaje de deuda sobre el PIB:

Como podréis ver de forma sencilla dado un crecimiento esperado del PIB (g) y un coste promedio de la deuda (i) podremos conocer el déficit necesario (Def) para mantener, incrementar o reducir la deuda de un país (D). Así pues en periodos o países con crecimientos esperados elevados y una deuda a coste razonable, el déficit del gobierno puede ser más alto y mantener igualmente sus niveles de deuda estables. También parece lógico que a mayor solvencia del país (historial de crecimiento y bajos tipos de deuda) mayor “permisibilidad” con sus niveles de deuda ya que tendrán más capacidad de devolverla en un futuro.

Ahora bien, en una situación como la actual, donde los crecimientos para los países de la zona euro no van a superar el 2% (en el mejor de los casos, léase también Alemania), y donde el coste de la deuda cada vez es más elevado, sino se controla el déficit la deuda de los países se disparará haciendo la situación todavía más insostenible. De hecho solo para conseguir mantener los actuales niveles de deuda en la mayoría. Y solo quiere decir una cosa controlar el gasto y aumentar los ingresos. La vía de los ingresos parece difícil dada la situación de precariedad con lo que lo único que nos queda es bajar el volumen de gasto: los famosos e impopulares recortes.

Todo esto que parece tan evidente parece que no todo el mundo quiere verlo. Aquellos países que todavía no están muy endeudados respecto a la media (España, por ejemplo) todavía tienen algo de margen con su déficit (por eso tenemos un límite del 6%) pero aquellos que están al 150% (Grecia) están al borde del precipicio. Si esto lo se yo, y lo sabemos todos, ¿porque se sigue negando la mayor? Como siempre la falta de responsabilidad de los políticos y su patética visión cortoplacista (máximo 4 años, lease también las próximas elecciones) son la causa de seguir golpeándose una y otra vez contra  la pared.

A todos aquellos que critican tanto la frialdad de los mercados les diría que no es crueldad sino optimismo lo que reflejan los mercados. Yo no daría ni los buenos días a quien presentara unas cuentas así. Pero la esperanza que la economía vuelva a la senda del crecimiento permite que existan países con deudas superiores al 100% de su PIB y déficit en sus cuentas corrientes. ¿O que creen que le dirían a un señor con una hipoteca a devolver para ese año mayor que su salario esperado y cuyos gastos mensuales superan a los ingresos? Solo la esperanza que se convierta en el próximo Steve Jobs o Leo Mesi permitiría que alguien siguiera confiando en él.

En fin que talvez deberíamos enviar a nuestros gobernantes a hacer el PDD, o talvez exigir un mínimo de formación para poder ser Presidente o Ministro (no como hasta ahora cuyo mínimo es simplemente saber enganchar carteles), o simplemente no votar a quien no nos merece. Mientras tanto me quedo con las excelentes clases de Núria Mas esperando que algún día tengamos un político que sepa estar a la altura de las circunstancias.

PD: Os recomiendo la lectura de nuestro manual de cabecera para este módulo de economía: el libro de Alfredo Pastor, La ciencia humilde.

PD2: Para los más curiosos os dejo el link al último informe del Eurostat de 21 de octubre donde podréis consultar los niveles de deuda y déficit por países ¿a ver si adivináis quienes son los “alumnos” con peores notas?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PDD IESE, Politica y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Historias del PDD XXIII. La deuda Griega

  1. Jorge Esteban dijo:

    Cuanta razón tienes Román, las cuentas presentadas hablan por sí solas y no dejan de ser NO un ejemplo de la economía de una país sino de sus dirigentes.
    Si que me gustaría hacer algunas apreciaciones o plantear algunas preguntas que creo están en la cabeza de muchos de nosotros. Ya digo que NO son más que opciones pero debemos ser realistas y contemplarlas:
    – ¿Estarán los bancos europeos suficientemente recapitalizados antes de un potencial impago?
    – ¿Cuándo se permitirá a Grecia el impago de su deuda?
    – ¿Cuánto tiempo más continuarán los principales países con los programas de apoyo?
    – Portugal / Irlanda / España: ¿están dando resultados los programas de ajuste?

    • Creo que los Impagos de Grecia llegarán en el 1er semestre de 2012: El Consejo Europeo acordó los principios básicos de una “solución integral” a la crisis de la deuda soberana, aunque quedan por concretar aspectos muy relevantes. La determinación de los líderes europeos para evitar un colapso reduce el riesgo de impagos en cascada, pero deja mucho que desear en cuanto a la necesaria contundencia para volver a un entorno normalizado de primas de riesgo, confianza y disponibilidad del crédito. Queda por ver el éxito de la quita parcial del 50% y puede ser muy probable que Grecia no llegue más allá de Marzo sin suspender pagos. Atención a la banca que seguramente mejorará su solvencia por medio de la restricción del crédito y agudizando el estancamiento económico.
    • El BCE va a tener que continuar comprando bonos de IT y ES hasta que haya un verdadero prestamista de último recurso, ¿alguna apuesta?.
    • Creo que lo más grave es la creación de un escenario de riesgo Impago en cascada en la zona euro, debido al pequeño riesgo de un impago desordenado de Grecia que desate un “efecto contagio” que los mecanismos acordados no sean capaces de contener. Todo ello podría conllevar a que el mercado asumiera que Portugal e Irlanda irían a continuación y eso hará inevitablemente que se incremente la presión sobre España e Italia. Esto desataría una recesión en toda la Zona Euro, que podrá incluso alcanzar a países sanos en otras circunstancias, como es el caso de Alemania.
    De hecho Francia y el EFSF comienzan a contagiarse de los problemas de la periferia:
    • La solidez fiscal y la calificación AAA de la deuda francesa cumplen un papel crucial en el entramado institucional que trata de contener el contagio de la próxima quiebra de Grecia
    • La solvencia del EFSF (y su capacidad para emitir bonos con facilidad) está ligada a la de Alemania y Francia: si se deteriora la de esta última, o todas las garantías recaerían sobre Alemania o el EFSF solo tendría un rating AA.
    • La lentitud en la rebaja del déficit público, el estancamiento económico y la recapitalización de los bancos están provocando una subida significativa de la prima de riesgo de Francia y ponen en riesgo su calificación AAA, (Habrá que ver la cara de Sarkozy).
    • Las dificultades de la banca francesa se están traduciendo ya en problemas y encarecimiento para la financiación de las empresas, frenando el crecimiento y haciendo más probable una recesión.

    Por todo esto, creo que la desconfianza y la crisis financiera dejan a Europa al borde de la recesión. La lenta e incompleta resolución de la crisis fiscal y financiera en la Zona Euro está dinamitando la confianza y está frenando la actividad económica por dos canales interrelacionados:
    – Retraso en las decisiones de inversión y contratación de los empresarios (con este panorama cualquier no cierra bandas y se prepara para tirar de riñón, a la vista de la poca operancia de los políticos).
    – Crédito más escaso y caro por la tensión en el interbancario y desapalancamiento forzado de la banca (con lo que el flujo de inversiones de las empresas españolas, tendrá un revés importante).
    • La imposición de ratios de solvencia más altos lleva a la banca a reducir sus balances y el crédito a la economía real.
    • España e Italia están recayendo ya en recesión y Francia se estanca, por lo que la Zona Euro creo que apenas registrará un crecimiento marginal del PIB en 2012, siendo posible una entrada en “recesión técnica” con 2 o 3 trimestres de leve contracción del PIB en la región.
    • Los acuerdos en las próximas cumbres de UE y G-20 serán clave para agravar o limitar el daño económico de la crisis, ya que no han hecho sus deberes y han dejado los aspectos clave para la próxima reunión, lo que apunta más que a una negligencia a un no saber como hacerlo.
    Pese a todo, hay que ser optimista pero con claras dosis de realismo, que no nos quieran “vender una moto” que, de no estar bien revisada, se nos romperá al empezar a andar a los pocos kilómetros.

    • Jorge,

      Como siempre: muchas gracias por tus comentarios. Respecto a la preguntas directas que formulas me reconozco incapaz de responderlas. No te he respondido antes porque he estado toda la semana muy liado, y entre otras muchas cosas he tenido la suerte de poder escuchar a Prosper Lamothe, Catedrático de Economía Financiera de la Universidad Autónoma de Madrid, y la verdad es que si se cumple lo que pronostica estamos bastante lejos de ver el final. Es cierto que la política restrictiva es necesaria tal como comentaba en el post pero lo malo es que las restricciones no siempre se hacen en el lado correcto “capando” aun más la capacidad de crecer en el futuro y retrasando así la salida. Precisamente comentaba como una de las claves si las restricciones de nuestros “vecinos” del norte (entre ellos Francia, como bien comentas) no serán demasiado duras. Si el hecho de querer dar una lección a los díscolos sureños no acabaría teniendo un efecto boomerang. El sostenía que si que se ha de corregir pero que también son los que deben tirar del carro para salir de esta lo antes posible y no alargar la situación “a la japonesa”.
      En definitiva que nos esperan unos días apasionantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s