Historias del PDD XXI: El efecto Bullwhip

La semana pasada se despidió el profesor Albert Girbal responsable de la segunda parte de operaciones. Una vez acabado el módulo me gustaría hacer una reflexión sobre una cosa que por lo aprendido tiene una trascendencia enorme: Bullwhip effect.

El efecto Bullwhip (o el efecto látigo) es un fenómeno observado por el industrial J. Forrester (1952) sobre el comportamiento de los canales de distribución. En pocas palabras viene a explicar como la demanda del cliente va trasladándose de forma cada vez más distorsionada a través de la cadena de suministro hasta el fabricante. El efecto visual es el de alguien dando un latigazo con un pequeño giro de muñeca (demanda cliente) que se expande a través del látigo en ondas cada vez más amplias (información que llega al fabricante). Evidentemente este pernicioso efecto crea ineficiencias a lo largo de la cadena de suministro en las dos direcciones creando por un lado roturas de stock y por otro, excesos de aprovisionamiento con el consiguiente incremento de costes.

Desde el punto de vista pedagógico nosotros lo vivimos en nuestras carnes con “el juego de la cerveza”. Un interesante role-play donde una demanda muy estable de un único cliente provoca al final de la cadena un caos que en una situación real hubiera provocado más de un despido como podéis ver en el gráfico adjunto.

Una vez analizado y estudiado este caso, vimos diferentes modelos organizativos logísticos para intentar solucionar este efecto. Mercadona, 7eleven y Barilla. Todos ellos muy llamativos de los que se extraen dos conclusiones muy interesantes.

  • La primera es que este efecto lo encontramos en cualquier cadena de distribución, sea del producto que sea. Si tenemos cadenas donde existe un gap temporal entre el pedido de compra y su aprovisionamiento, y si durante este lapso el suministro a los clientes no se interrumpe, entonces sufriremos este efecto.
  • La segunda, muy ligada con la anterior, es que es inherente al sistema. El hecho que existan personas en diferentes puntos de la cadena pensando cada una de forma particular cómo gestionar su aprovisionamiento provocará irrevocablemente ineficiencias en el sistema.

A mí este tema me ha resultado apasionante ya que desconocía su existencia y revisando ejemplos he descubierto que tiene una trascendencia enorme. Es un sistema que crea en si mismo imperfección y se reproduce en todas las cadenas. Y no solo eso, sino que todas las políticas comerciales tienen como efecto negativo una amplificación del efecto bullwhip. Porque todas estas prácticas buscan generar un incremento “artificial” de pedidos, que se traducirá irremediablemente en más stocks e inmediatamente en una distorsión de la cadena que afectará a todos los eslabones.

Esta situación es la consecuencia, en muchos casos, de no querer o no poder mirar más allá del corto plazo y el bien individual. Si los actores de esa cadena decidieran actuar conjuntamente se generarían importantes ahorros de costes, se evitarían roturas de stocks y se optimizaría tanto la producción como la cadena logística. Es básica la fuerza de las grandes empresas para intentar romper con estas prácticas, aunque también se necesita de la voluntad de sus colaboradores porque la fuerza en sí misma no es garantía de éxito. Poner en marcha una nueva propuesta de gestión de esta cadena exige que primero se convenza a todos los actores involucrados. Sin unanimidad no hay posibilidad de éxito porque solamente que uno “piense” por libre aunque solo sea una vez, el latigazo está asegurado.

En definitiva que para superar el efecto látigo se necesita por un lado una gran visión de la cadena en su conjunto, capacidad para diseñar una alternativa de valor diferente a la práctica habitual, fuerza para imponerla y/o seducción para conseguir adeptos. Actuando de esta manera conseguiremos una distribución mejor y más barata. Que este ahorro se traslade al consumidor ya es harina de otro costal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PDD IESE y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Historias del PDD XXI: El efecto Bullwhip

  1. carloslluch dijo:

    Un consejo para todo empresario: conocer bastante a fondo la Historia militar y, especialmente, su logística y gestión de intendencia. Probablemente un modelo en el que hay aciertos y fallos con consecuencias que se traducen en victorias y desastres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s