Crisis en periodos de bonanza

Hoy me gustaría comentar un tema que espero arroje un poco de optimismo a todo aquel que lo lea. La semana pasada el profesor Lladó nos dio una conferencia en el PDD sobre “Dirigir en tiempos de crisis”. Entre otras muchas cosas comentó que el pictograma chino que significa crisis está compuesto por dos palabras: peligro y oportunidad¹ . Esto que es algo que seguro ya habíais oído me llamó la atención al completarlo más tarde con la siguiente frase: “las crisis si no existen hay que provocarlas”.

Esta idea no solo quedó aquí sino que está tremendamente ligada con otros dos casos posteriores. Uno del profesor Girbal, HP, y otro del mismo profesor Lladó, Nestlé, dónde precisamente se aplica esta misma premisa: invéntate una crisis. Sacude un poco a la organización, no dejes que se duerma y se convierta en más vulnerable frente a los ataques de la competencia (que vendrán). Estos dos monstruos (las empresas; los profesores también pero en otro sentido ;-)) han sido dirigidos en periodos de bonanza de igual forma que en una crisis. Aplicando constantemente planes de mejora, no de cara a la galería, sino por ejemplo obligando a rediseñar productos tremendamente rentables y sin competencia o a aplicar planes de mejora de la eficiencia uno detrás de otro como si la vida de la empresa estuviera en juego.

Hay que matizar que en estos dos casos existe una diferencia entre crear una revolución o una evolución (o renovación). Hacer una revolución en el seno de una organización podría presuponer que algo se ha hecho mal anteriormente. Es importante el detalle porque para salir de una crisis no es necesario buscar culpables. Hay que buscar, eso si,  las causas o motivos para intentar sumar esfuerzos y aliados, y salir de ella lo antes y de la mejor forma posible. En los casos de HP o Nestlé no había nada erróneo. En ambos, las empresas estaban triunfando con sus producto en sus mercados, aún así había que ir un paso más allá antes que la competencia los pudiese alcanzar.

Tenemos que creer que de toda crisis salimos fortalecidos aunque de esta salgamos magullados y doloridos a más no poder ya que para mi generación esta es la “gran crisis”. Solo conocíamos períodos de bonanza o caidas sectoriales más o menos llevaderas, pero nada comparado con la que nos está cayendo. Así pues aprovechemos bien lo que nos toca vivir porque cuando todo esto haya acabado nuestra obligación será no olvidarlo y exigir a nuestras organizaciones evoluciones y renovaciones constantes.

 

¹ Aunque según parece existen estudios que niengan esta interpretación como la de Victor H. Mair

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gestión, PDD IESE y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Crisis en periodos de bonanza

  1. Pingback: Una confusión que no es tal | Roman Mestre's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s