Historias del PDD XIV. Pausa estival

Aunque el paso del ecuador se celebró la semana pasada el verdadero punto de inflexión del PDD lo realizamos ayer. Aparcaremos los casos unos días y no nos reencontraremos hasta el 9 de septiembre (eso si, con sesión doble de viernes y sábado). Como es lógico entre el grupo flotaba una sensación de medio excitación medio cansancio. No se como se lo montarán aquellos que realizan el programa sin la pausa estival pero os aseguro que a mi (y a más de uno a juzgar por algunas caras) estos días me van a venir de fábula para descansar, ponerme al día y empezar la segunda parte con nuevas energías.

Sobre la jornada en si comentar que tuvimos doble sesión de Dirección Financiera con el profesor Javier Santomá que a juzgar por los kilómetros que recorre en cada sesión yendo de un lado a otro seguro que acabó tan agotado como nosotros. Bromas aparte son increíbles las ganas y la pasión que pone en cada clase. Se nota que le encanta y eso se contagia. Los casos y las notas técnicas son superinteresantes y al mismo tiempo sorprendentemente sencillos de asimilar. Supongo que la base creada por el profesor Velilla ha ayudado mucho porque no percibo el desconcierto entre los compañeros que veía en las primeras sesiones de contabilidad.

En el plano más académico me gustaría destacar el concepto de las necesidades operativas de fondos (NOF): los fondos requeridos para financiar las operaciones de una empresa. Es curioso como este sencillo método de análisis financiero sirve para explicar por una parte el éxito de grandes monstruos de la distribución (caso PRYCA) o pequeñas cadenas de frutería, y por otra, las tremendas repercusiones que la morosidad tiene en la cuenta de resultados y la supervivencia de las empresas. Tal como está hoy en día el panorama debería ser preceptivo que ciertos representantes de la administración pasasen de forma obligatoria por las aulas de dirección financiera y aprendiesen de las desastrosas consecuencias de sus decisiones (y de paso que atiendan a un par de sesiones de ética que tampoco les vendría nada mal).

Sobre estrategia, y concretamente el caso Zara, destacar la oportunidad del Sr. Amancio Ortega de anunciar su retirada justo en el momento que la generación que ha de relevarle estudiamos su caso bajo la atenta batuta de Miquel Lladó. En serio, es un lujo poder estudiar aquellos casos de éxito y aprender de ellos “mentorizados” por un auténtico crack. Además sigo reafirmándome en mi impresión anterior que estos casos nunca se acaban. Los sigues “trabajando” más allá de toque de la campana porque estoy seguro que a partir de ahora mis compañeros tendrán una “experiencia de compra” mucho más analítica cuando vuelvan a entrar en una tienda del grupo Inditex (por mis compañeras no puedo poner la mano en el fuego ;-))

PD: Me dejo la despedida de Pablo Maella para el siguiente post, no os lo perdáis.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PDD IESE, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Historias del PDD XIV. Pausa estival

  1. Pingback: Historias del PDD XV. Pablo Maella | Roman Mestre's Blog

  2. Jorge Esteban dijo:

    Por cierto Román, un servidor aprovecho una de las tardes que salia del despacho y se fue “in situ” a una de las tiendas de Zara. A parte del lío que se notaba (periodo de rebajas), me las ingenié para hablar con uno de los empleados y la encargada.
    No sólo estaban muy contentos, sino que el último caso me dejo de piedra el control y conocimiento de no sólo el stock del que disponían sino de la claridad de ideas en cuanto a las decisiones para la próxima temporada: alucinante!!.
    P.D.: ¿tendremos caso mercadona?

  3. Jorge Esteban dijo:

    En nuestro grupo esta semana ha sido también especialmente dura. No solamente es el parón del IESE sino el de muchas de nuestras empresas y eso hace que tengas doble necesidad de inversión de tiempo, cuando este ultimo factor sigue siendo el mismo, así que…
    El ambiente en las clases del Prof. Santomá no sólo es de clara concentración (la clase así lo requiere), sino de continuo repaso de conocimientos que, al meno en mi caso, no conocía o mejor dicho, me costaban más de explicar que en estos momentos.
    Bien es cierto que NO hay que quitar el valor y primera dosis de enseñanza del Prof. Velilla a todos nosotros, que creo que aunque menos visual, si ha sido realmente efectiva.
    Por otra parte, poco que decir del Prof. Lladó (para dudas. consultar C.V.). Es un lujo y una experiencia fantástica el poder asistir a sus clases. No se al resto, pero cuando oigo el timbre me digo ¿YA?!!!!!. Creo que a sus clases le faltan entre 30 y 45 min. más, porque el ir viendo como se disecciona la empresa, su ubicación en el mercado, la competencia, los proveedores… es como ir colocando resolviendo las diferentes cuadriculas del sudoku para al final: TACHAAAAN!!!, tener un enfoque no sólo práctico, sino que hace que reconozcas muy rápidamente la situación de la empresa (ajena o incluso propia) y la evolución/tendencia de la misma.
    Esta es una de las clases que más me está ayudando en mi trabajo: la búsqueda continua de ese “plus” al cliente e intentar encontrar ese valor diferenciador con respecto al resto de competidores me ha añadido un plus de exigencia en mi trabajo, por lo que desde el blog de mi querido amigo Román, aprovecho para felicitar a Miquel.
    En cuanto a la despedida del Prof. Maella, que decir!!. Reconozco que su linea tenía algun punto divergente en nuestras discusiones de grupo, en cuanto a qué camino tomaría en las argumentaciones, pero sólo al principio, porque si algo me ha quedado claro, es que el tema de RR.HH. es algo donde no valen las soluciones estándar ni las que más están de moda o funcionando en ese momento. El valor de la persona en la empresa (donde coincido totalmente en la importancia de cada uno de nosotros en los resultados finales) es algo que requiere tiempo, dedicación y experiencia. No debemos olvidar que la mejor motivación personal empieza en algo tan simple como el hecho del reconocimiento el trabajo bien hecho, cuyo coste es nulo y su resultado “productivo” es altamente rentable, motivador y beneficioso al grupo.

    • Jorge, como simpre coincidimos en nuestras ideas. Da gusto ver como otros compañeros van descubriendo las mismas cosas que tu y que empiezan a aplicar las mismas herramientsa y metodos para enfrentarse a los retos del día a día.

      Aunque te lo he comentado alguna vez en privado, lo expongo publicamente para que te animes: A ver si te animas participas con un artículo propio que para mi seria un honor poder colgar en este blog. Quien sabe si está a punto de nacer un nuevo blogger y todavía no te has enterado.

      Saludos y gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s