Historias (de personas) del PDD VII

Hoy quiero escribir sobre personas. Personas que hacen posible que yo (o cualquiera) pueda hacer este PDD. Hasta la fecha he comentado mayormente mis impresiones sobre los profesores que imparten las sesiones. Ellos son la punta del iceberg, la parte que sobresale y destaca, pero detrás de ellos existen otras personas tan o más importantes que me permiten hacer este PDD.

Expliqué en un post anterior mi planteamiento a la hora de encarar el trabajo en casa: sábados y domingos tardes; y noches de lunes a jueves dedicados a estudiar. Sea ésta la distribución escogida o cualquier otra similar, si no cuentas con el apoyo de éstas personas no te será posible concentrarte y sacar el máximo provecho al estudio.

Los que más sufren y con los que primero debes comentar la decisión de realizar este tipo de curso es tu familia. Si alguien se está planteando realizar un PDD, o cualquier plan de estudios similar, mi consejo es que debe, antes que nada, hablarlo con su pareja. Mientras dura el PDD casi no te queda tiempo, ni para los tuyos ni para las tareas domésticas. Por lo que tus seres más cercanos no solo no podrán compartir el tiempo libre (no hay :-() sino que deberán compensar con un esfuerzo extra el déficit que supone tu falta de colaboración en casa. Las noches y los fines de semana van a ser muy diferentes a partir de ahora a sí que más vale que cuentes con unos buenos aliados 😉

Otro grupo de personas que también aportan su granito de arena son los compañeros de trabajo. Está claro que hacer un curso que te roba los viernes te obliga a contar con la aprobación de tus responsables pero más importante que esto es la ayuda de los compañeros de trabajo. En mi caso me están ayudando de una forma ejemplar. Desde que empecé el PDD de alguna forma han respetado mi tiempo de estudio y son muy pocos los viernes que después de una clase tengo mails o llamadas pendientes por su parte. Ellos también han adaptado su ritmo al mío y posponen todo aquello que puede esperar hasta el lunes simplemente para que pueda centrarme sin distracciones.

En el día a día del PDD destacan dos grupos más de personas. Por un lado los 56 componentes del grupo, pero sobre todo los siete magníficos: mis compañeros de grupo. Son los culpables que el jueves tarde-noche ya me sienta como cuando era un crío y nos íbamos de excursión con el cole: con unas ganas tremendas que llegara el día siguiente. Más adelante hablaré largo y tendido de ellos pero vaya por delante mi agradecimiento.

Finalmente y ya dentro de la organización de la propia institución, hay que reconocer a aquellas personas que nos permiten centrarnos en las clases y aprovechar al máximo el tiempo disponible. Todo está perfectamente controlado y es gracias a la perfecta coordinación que impone el director del programa, Francesc Ballbé, pasando por la gestión impecable de Juana siempre al tanto de todo, y sin olvidarme de Candy que nos cuida que da gusto.

A todos ellas y ellos muchas gracias, sin vosotros no sería posible.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Gestión, PDD IESE, Personal y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Historias (de personas) del PDD VII

  1. Pingback: Historias del PDD XII+I. Paso del ecuador | Roman Mestre's Blog

  2. pasqual llongueras dijo:

    Cert, Roman. En qui recau l’esforç més gran és en la família i sovint no som prou comprensius. Esperem comprensió de l’altra part, perquè nosaltres ens dediquem a tasques més “nobles” com és enriquir l’intel·lecte i per molt que diguem sempre ens costa més valorar la tasca que la teva parella fa a casa i a la seva feina, que també treballa. Hi ha un egoïsme afegit en tot allò que fem que ens cal escatir de tant en tant de les nostres vides. L’IESE intenta no trencar l’harmonia familiar, però és inevitable que l’afecti, perquè vivim en un circuit on la velocitat és l’aliment natural i tot plegat ho fem anar depressa. En tot cas, a més de donar les gràcies, a més de reconèixer-ho públicament, a més d’escriure-ho…hem de fer alguna cosa més. I encara que faci mandra, que en fa, és quan fem un sobreesforç quan ens identifiquem amb valors més grans, més enllà de les puntes d’egoïsme que alimentem. No alimentis únicament el teu esperit, comparteix la vida, els instants i fes partícep del teu creixement a totes aquelles persones que t’ho fan més fàcil, a casa i en el teu entorn. Et sorprendràs. El teu entorn és més gran del que sembla. De tu depèn la seva vida, també.
    El PDD t’alimenta i et farà créixer. Però a tu et toca ser gran.
    Una abraçada.
    Pasqual

    • Pasqual,

      merci per les teves paraules. Com sempre dones en el clau. Ens pensem que pel fet d’estar estudiant a una de les millors escoles de negocis del mon tot ha de girar al nostre voltant, pero es tan o més important educar i estimar a un nen d’un any i mig. Es per això que agraeixo l’esforç de la familia tots aquests mesos i com be dius intento aprofitar tots i cadascun dels petits moments que queden lliures per gaudir-los en la millor de les companyies possibles.
      PD: si no m’envies les 4 linees per la web http://www.cmab.es acabaré transcribint les teves aportacions al meu blog 😉

  3. Mercedes Arnau Asensio dijo:

    Hola Román,
    Soy una alumna del PDD-5-2011 de los viernes-sábado, navegando encontré tu blog y la verdad es que te he de dar las GRACIAS!!!! por tu dedicación y compartir tus experiencias porque es lo mismo que yo estoy viviendo en mi propia piel. Como tu dices a veces tengo el sentimiento que no aprovecho el 125% de los casos y clases, que la dedicación de fines de semana y las largas noches entre semana, no coinciden con el análisis del caso en clase. Pero cómo dicen la finalidad no es llegar a su solución sino el ser capaces de buscar diferentes alternativas y analizar con los suficientes criterios.
    Además coincidimos con alguno de los profesores (no en los casos), Vilella y Fraguas, todos ellos de una calidad profesional y aún más por su gran calidad como personas. Nosotros esta semana hemos acabo el bloque de Fraguas y la verdad que me ha dejado ☹.
    Espero que no dejes de escribir tus sensaciones e impresiones, ya que es otra forma de compartir una misma vivencia y el que te de fuerzas para seguir con este sacrificio.
    Para mi este curso es como si me “inyectarán MOTIVACIÓN directamente en las venas”, que lo hace posible tanto la institución como los compañeros de clase, pero especialmente mis 7 grandes AMIGOS, que no se como se lo hacen para estar siempre que los necesito y que hacen que el aprendizaje sea algo espontáneo y divertido, lo cual rematamos con unas risas e intercambio de experiencias los viernes después de clase, GRACIAS!.
    Un abrazo,
    Mercedes
    PD GRACIAS a Jaume por su comprensión/paciencia del tiempo robado!

    • Hola Mercedes,

      me alegro que te guste el blog. Es gracias a comentarios como el tuyo que me animo (y me obligo ;-)) a seguir escribiendo. La verdad es que el tema de la colaboración de las personas con las que convives dentro y fuera del máster es fundamental. A mi me estan ayudando lo que no está escrito y sin su ayuda no podría aprovechar ni la mitad. Me alegro que otra gente comparta mis experiencias y te animo y te invito a hacer lo mismo…
      A ver si coincidimos un día en IESE y puedo agradecerte en persona tus palabras de ánimo.
      Un abrazo

  4. Montse dijo:

    La mujer de un amigo hizo el PDD el año pasado. Él no comprendía porque yo, antes de que lo empezara, le decía aquello de ten paciencia… Querer “transformarse” en cierto momento vital tiene algo, como bien dices, de sacrificio compartido. ¡Qué generoso es que tu pareja comprenda lo que haces! ¡Qué generoso hay que ser para devolverlo! Y sí, los compañeros son un tesoro… pero todo vuelve, ¿sabes? Cada vez que le preguntas a alguien de tu equipo como está su familia aunque no dispongas de más de medio minuto… cada vez que seas capaz de escuchar, te vendrá de vuelta tarde o temprano… 😀 Un post que ha mejorado un día complicado. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s