Una historia verdadera III

Me gustaría darle una vuelta más al tema de mis últimos escritos y prometo que será la última (al menos por el momento :-P). Llevaba días dándole vueltas al asunto de la dichosa hipoteca y el precio de los seguros del banco y decidí investigar un poco más.

Ya expliqué en la primera parte de esta historia que la oferta del banco de mi seguro de hogar era a través de la compañía de seguros Línea Directa Aseguradora así que entré en su web para informarme un poco más. Básicamente quería ver que precios estaban ofertando y en que condiciones lo hacían. La comparación, ya os adelanto, es odiosa aunque no 100X100 exacta.

En el banco solo tuvieron en cuenta dos variables a la hora de calcular el importe de la póliza: el continente y el contenido. En cambio cuando entras en Línea Directa  la verdad es que la información es más exhaustiva. Al final de todo el proceso la sorpresa fue mayúscula: más del 50% de descuento entre el precio que me dio el banco y el de la misma compañía vía web (y con más garantías y capitales).

A uno le queda la impresión, por no decir certeza, que los del banco han intentado colar una comisión de más del 50% por no hacer nada.

–          No han buscado la mejor opción en el mercado. Simplemente han cotizado a su manera en la empresa de seguros del grupo.

–          No van a darme ningún tipo de servicio. Si hay algún siniestro me van a derivar a las líneas telefónicas de atención al cliente con el problema que eso conlleva.

–          No hay ninguna garantía, repito ninguna, que ese seguro sea el que necesito, ya que no han investigado nada sobre la vivienda en cuestión.

En fin que cada día que pasa me alegro más de haberlos enviado a la porra ya que a uno le queda el regustillo amargo que lo han intentado timar. A partir de ahora con cuatro ojos a todo lo que venga del banco ya que como dice la sabiduría popular catalana “gat escaldat de l’aigua freda fuig” (el gato escaldado huye del agua fría).

 

PD: Me he negado a dar el link a la página web de Línea Directa Aseguradora por razones obvias aunque será muy fácil encontrarla para quien esté interesado/a

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hipoteca, Mediación de Seguros, Seguros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una historia verdadera III

  1. Pues si, una lástima. Si sólo uno quisiera hacer las cosas bien, os imagináis que pasaría?

    Gracias por el comenatario

  2. Xavier dijo:

    Esto reafima mas creencias que los bancos solo quieren vender a toda costa, sin valorar lo que es mejor para su propio cliente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s