Una historia verdadera

Hoy os voy ha hablar de un caso real que me ha ocurrido hace poco y que creo que os puede interesar a unos y ayudar a otros.

Para quien no lo sepa trabajo en el Colegio de mediadores de seguros de Barcelona. Es importante saberlo por la implicación “política” que hay detrás de esta historia, ya veréis porqué. Para quien tampoco lo sepa, los mediadores de seguros, agentes y corredores, intermedian entre las compañías de seguros y el cliente final.

Al grano: Hace prácticamente un año me compro un piso. En mi búsqueda de las mejores condiciones para una hipoteca me encuentro siempre, vaya donde vaya, con las mismas condiciones: si haces los seguros con el banco te mejoramos las condiciones del diferencial con el euribor en x %. Finalmente acabo en Bankinter, no por nada, sino por las particularidades de la operación (una compra venta ligada a otra, es igual). Las condiciones son euribor más 1 por ciento, bonificable si hago los seguros con ellos: en la misma línea de las demás entidades, bancos o cajas. El primer año un fijo del 2%

El día de la firma, decido no hacer los seguros con ellos. Pese a que en el banco sabían quien era y dónde trabajaba, pese a que les había explicado las implicaciones que para mi tenía, pese a que había insistido para evitar esas cláusulas, pese a todo eso, les sorprendió mi decisión. Y mira que es sencillo de entender: si me condicionan al 2% fijo el primer año que más da hacer seguros o no, no me van a bonificar nada. Hasta la fecha los hacía con un corredor y, por convicción por un lado y por otro por respeto al colectivo al que representa la institución que me paga, los mantengo con mi corredor de seguros.

Un año más tarde, es decir ahora. Me llaman del banco para avisarme que si no hago los seguros con ellos no me podrán aplicar la bonificación (chapeau a su CRM). En vez de aceptar sin rechistar como haría la mayoría de la gente, y por evitar anular una póliza a un corredor con las connotaciones “políticas” que eso llevaba, decidí ver en cuanto me afectaba: llamé y pedí la cotización del seguro y la diferencia en euros en mi cuota mensual de la hipoteca sin la bonificación. Al mismo tiempo tenia ya la propuesta de renovación de mi corredor. Los resultados son los siguientes:

Diferencia en hipoteca 7 euros mensuales. Por doce meses, un extra de 84€/año

Seguro Banco: 439,16 € (anual)

Seguro Corredor 276,80 € (anual)

Es decir que si decido NO hacer el seguro con el banco y por tanto no tener su bonificación me AHORRO 78,36 €/año. Al simple ahorro inicial hay que añadir que el seguro con banco es con Línea Directa Aseguradora, así que si hubiera el más mínimo percance a pagar teléfono 902 y rezar para que me solucionen el problema.

Como veis con una simple llamada y un poco de iniciativa uno puede evitarse pagar casi el doble por un mismo seguro, estar atendido por un profesional en aquellos temas que afectan a nuestra seguridad y encima ahorrarse un buen dinero al año. Tal vez si todos hiciéramos ese pequeño gesto de llamar y comprobar lo que nos dicen, en lugar de aceptarlo como dogma de fe, nos ahorraríamos al año bastante dinero y problemas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mediación de Seguros, Seguros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Una historia verdadera

  1. Pingback: ¿Quiere usted 50€? | Roman Mestre's Blog

  2. Pingback: Una historia verdadera III | Roman Mestre's Blog

  3. Pingback: Una historia verdadera II | Roman Mestre's Blog

  4. pasqual llongueras dijo:

    PS
    Hay bancos y aseguradoras que deben dormir cada día en el reino de los infiernos y no se queman. La excesiva maldad les protege.

  5. pasqual llongueras dijo:

    Querido infeliz contribuyente y sin embargo amigo.
    Me emociona tu historia de fidelidades mercantiles y me enervan estos desencuentros en la tercera fase del abuso. Nadie llega al extremo a que has llegado tu. es conprensible. Llega un m0omento en que el hastío a cierta gente o entidades hace que cuando menos roce, mejor, aunque esto suponga un pago que no contabilizas para no encresparte más.
    Creo que deberías ser nombrado gestor de abusos. El Colegio de Barcelona, que con tanto acierto gerencias, debería abrir una ventanilla en todas las redes sociales, y allí dónde alcanzara, para que actúes con la acritud que los bancos merecen. Las almas de Bankinter las carga el diablo (¿almas?¿armas?) y las de Línea Directa su digno sucesor.
    Espero que esta historia pueda ser contada públicamente con loa matices que quieras. En caso contrario, simplemente con un pantallazo del blog servirá, pero me gustaría que alguien dijera, sin menosprecio pero con contundencia, que son tiempos para una nueva conciencia, tiempos en los que acciones como las de Bankinter merecen ser condenadas.
    Gracias por tu sinceridad y tiempo., compañero del alma (¿alma?¿de armas?)…compañero al fin y al cabo.
    Duerme feliz.
    P.

  6. Pingback: Tweets that mention Una historia verdadera | Roman Mestre's Blog -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s