Beirut (I)

El pasado día 26 volé a Beirut capital del Líbano con mi mujer. Asistía a la 4a Conferencia Mediterránea de Seguros en calidad de secretario general de la Mediterranean Insurance Association. Digo esto último porque es importante a la hora de analizar mi estancia en esta ciudad tan especial como veréis más adelante si seguís leyendo. Había oído muchas cosas sobre el Líbano: que si la Suiza de Oriente Próximo, que si el país más abierto de la región, que si la gente es tan amable,… bien, mi experiencia me dice que hasta cierto punto esto es cierto porque después de unos días de trabajo y turismo descubres diferencias sustanciales si tienes o no tienes amigos allí. Esto pasa allá donde vayas pero toma una dimensión especial en el Líbano. Vamos por partes:
Mi primera impresión fue de respeto, mucho respeto. Tal vez influyo un poco (o bastante) lo que antes de partir había leído sobre el país y su historia reciente. El Líbano es un país con una situación geográfica excepcional que había vivido épocas de gran esplendor pero que fue truncado por una guerra civil salvaje de 15 años que acabo en el año 1990. A todo esto se le suma que justo cuando empezaba a remontar levantar cabeza tuvo un verano de 2006 marcado por las incursiones israelís contra las milicias de Hezbollah en territorio libanés. Además antes de partir consultamos las recomendaciones del ministerio de exterior (tonto de mi). Os lo reproduzco a continuación:
“Aviso importante
Dada la situación actual, se aconseja a todos los españoles que permanecen en el Líbano que contacten con la Embajada de España en Beirut, a ser posible por correo electrónico indicando su nombre, apellidos, nº de pasaporte, teléfono de contacto y localidad en la que se encuentran.”
Si lo comparas con otros países es donde te entran la dudas ya por ejemplo no alertaban nada sobre los brotes de violencia de Méjico y sus guerras entre carteles de la droga. Lo digo porque si sigues investigando en la web del Ministerio te encuentras con lo siguiente:
“Notas importantes”
“Se han registrado últimamente diversos casos de robos a mano armada a pasajeros, occidentales en particular, por parte de conductores de falsos taxis -especialmente taxis colectivos (los llamados normalmente “taxi-service”) y vehículos particulares que ofrecen irregularmente estos servicios-, por lo que se desaconseja la utilización de los mismos (incluyendo el aeropuerto de Beirut) ….
….aunque se ha dado una cierta mejoría en la situación interna del país no se descarta que puedan producirse incidentes violentos en lugares determinados del y ello debería ser tenido en cuenta a la hora de realizar planes de viaje a este país…
…(de nuevo) se recomienda ponerse en contacto con la embajada en Beirut y comunicar presencia en el país facilitando los datos necesarios…

En fin como podéis comprobar todo muy tranquilizador así que con un programa de conferencias ya cerrado y sin mucho margen para el turismo libre partimos hacia Beirut (evidentemente todo esto sin comentarlo a mi mujer no sea que la liáramos).
Al llegar tuvimos que pasar un estricto control de aduanas donde te inspeccionaban el pasaporte hoja por hoja (buscando un posible visado de Israel que me hubiera vuelto a casa sin muchas contemplaciones) mientras unos soldados vigilan con cara de malas pulgas y unas metralletas de más de un metro.
Pasados los controles sin mas incidentes que un cierto canguelo (en Telemadrid y en el Marca me sacaron en portada seguro) lo siguiente que te encuentras es el CAOS. Lo pongo con mayúsculas porque así ha de ser. Teníamos una persona de la organización esperándonos y aun así, intentar coger un taxi para ir al hotel se me antojó una completa odisea. Imaginaos: La salida del Aeropuerto, acompañado, por un guía pero rodeado de un idioma que no entiendes, conductores que no hacen ni caso de los policías (los mismos de la metralleta XXL), ruido ensordecedor, calor, ni una señal inteligible,… en fin.
Suerte que ya teníamos contratado y reservado de antemano por la organización y que nos acompañaron hasta él, si no, no sé qué hubiera pasado: bueno algo sí que sé: me hubieran timado. Eso seguro. Tengo el récord: 100% de efectividad. Da igual que fuera mentalizado y avisado sobre el tema: Como entres en el juego de cambio de libras libanesas por dólares y hagas el cambio mental a euros…ya has llegado al destino, te han cobrado lo que querían y corre a buscarlo si te atreves. La única forma de acertar es negociar y cerrar el precio de antemano y sobretodo que el dinero lo tengas justo, de otra forma imposible!
De todas formas el tema tráfico porque da para un capítulo aparte que prometo escribir más adelante.
Cuando llegas al hotel otra ración de Tranquimazin, guardas armados revisando el coche con detectores de bombas, arco detector de metales en la entrada del hotel y máquina de rayos X para las maletas y bolsos. Una vez en la habitación de unos de los mejores hoteles cinco estrellas de la ciudad sales al balcón y te encuentras con una mole de hormigón de más de treinta plantas totalmente acribillada a balazos y cañonazos como recuerdo de la guerra civil. El Hotel Holliday Inn construido a prueba de terremotos se convirtió en una atalaya desde donde los francotiradores buscaban víctimas. Atacado día si y día también se fue degradando hasta convertirse en un esqueleto gigantesco que nos recuerda que crueles pueden llegar a ser los conflictos armados de todo tipo. Os prometo que es de lo más impactante que un pobre urbanita como yo ha visto nunca. He visto vestigios de guerras recientes como la de los Balcanes en Croacia pero ver aquello es sobrecogedor. Una vez te acostumbras a su amenazadora sombra ya puedes salir a pasear tranquilo…. (Continuará)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Personal. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Beirut (I)

  1. Pingback: Beirut II | Roman Mestre's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s